SITUACIÓN DE LA LENGUA DE SIGNOS EN LA UNIÓN EUROPEA

A pesar de los trabajos de las Asociaciones de Sordos, de los Departamentos de Investigación sobre la Lengua de Signos con los Institutos de Lingüística de las Universidades, de las Comisiones gubernativas sobre la Lengua de Signos, todavía se habla con dificultad en los Países de la Comunidad Europea, del reconocimiento de la LENGUA DE SIGNOS, como LENGUA OFICIAL o como LENGUA MINORITARIA.

Finlandia es el único Estado de la Unión Europea que ha incluido en su Constitución (1995) el derecho a utilizar la Lengua de Signos. Por consiguiente, la Lengua de Signos Finlandesa, recibe el mismo tratamiento que la Lengua Sami, la lengua minoritaria de la población Sami. Respecto al campo educativo, la Lengua de Signos Finlandesa, está considerada como lengua de la enseñanza y, se enseña como asignatura, mientras que el finlandés se enseña como segunda lengua o lengua extranjera. Bajo el flujo de la nueva legislación -debatida actualmente en el Parlamento-, los estudiantes oyentes tendrán la posibilidad de elegir la Lengua de Signos Finlandesa como materia complementaria. 

En 1981, el Parlamento sueco aprobó un Proyecto de Ley en el que se afirmaba que los sordos tienen necesidad de ser bilingües. Por ello, los sordos tienen derecho a recibir las enseñanzas en ambas lenguas de manera que alcancen los objetivos del bilingüismo y la bi-funcionalidad. Los Estudiantes oyentes pueden elegir en la escuela la Lengua de Signos Sueca como segunda o tercera lengua "extranjera".

La aproximación bilingüe en la educación de los sordos, está enriquecida con una recomendación oficial de 1991. La Lengua de Signos Danesa es, por ello, la primera lengua para la enseñanza de todas las materias, mientras que el danés (hablado) está considerada como la segunda lengua del niño sordo, enseñada como materia en la escuela. Los padres del niño sordo, tienen el derecho de asistir a cursos de Lengua de Signos, con cargo a los fondos públicos. Los estudiantes sordos que continúan estudios superiores pueden obtener servicios de interpretación. Las investigaciones de la policía y los procedimientos judiciales de los Tribunales, deben contar con Intérpretes cualificados de la Lengua de Signos.

La legislación francesa, afirma el derecho de los niños sordos y de sus padres a elegir entre la educación oralista y la bilingüe. De todos modos, es muy escasa la posibilidad de inscribirse en un programa de educación bilingüe.

En junio de 1997, la Comisión de la Lengua de Signos Holandesa, presentó una Ponencia en la que se invitaba al Gobierno a actuar a favor del reconocimiento de la Lengua de Signos Holandesa.

En Alemania, al Conferencia de los Ministros-Presidentes ha preguntado a todos los Ministros (de Trabajo, de Asuntos Sociales, de Economía y de Cultura) de los Estados alemanes (Landers), sobre su postura o posible oposición a la inclusión, en la legislación alemana, de la Resolución del Parlamento Europeo sobre la Lengua de Signos de los Sordos (1988).

Actualmente se investiga en Bélgica, la problemática relacionada con la posibilidad y forma de reconocer la Lengua de Signos Valona y la Lengua de Signos Flamenca. Las Asociaciones de Sordos, han comenzado a estrechar lazos con los Partidos Políticos y el Gobierno, para acelerar el proceso y avivar el debate sobre el reconocimiento de la Lengua de Signos.

No está reconocida oficialmente la Lengua de Signos Italiana, pero existen un número concreto de Leyes que incluyen una referencia al uso de Intérpretes de la Lengua de Signos. Los estudiantes sordos italianos tienen reconocido por Ley el derecho a ser acompañados por un Intérprete cuando asisten a la Universidad. De todos modos es muy difícil encontrar el Intérprete adecuado a ésta tarea.

La Asociación Portuguesa de Sordos, ha luchado con éxito para obtener una referencia a la Lengua de Signos Portuguesa en el ámbito de la Constitución. El 23 de julio de 1997, el Parlamento portugués, aprobó una enmienda al Artículo 74 de la Constitución para "proteger y considerar la Lengua de Signos Portuguesa como un instrumento de expresión cultural y de acceso a la educación y, a la igualdad de oportunidades".

En España la Lengua de Signos, no está oficialmente reconocida en el ámbito nacional, pero sí oficiosamente en el ámbito de algunas Comunidades Autonómicas. El Parlamento Catalán, presentó una instancia en 1994 con propuesta para promover el bilingüismo, la investigación sobre la Lengua de Signos y la abolición de las barreras de comunicación.

La Lengua de Signos, no está oficialmente reconocida en el Reino Unido. Sin embargo, existen una serie de iniciativas que comportan un reconocimiento implícito de la Lengua de Signos Británica.

No está actualmente reconocida en Irlanda, la Lengua de Signos. Las escuelas para niños sordos mantienen principalmente una aproximación oralista y, no existe un servicio de Interpretación para los estudiantes sordos que van a la escuela con oyentes. Aunque limitados, los servicios de Interpretación, están a disposición de los estudiantes que asisten a la universidad.

No existen estudios sobre el "status" de la Lengua de Signos Griega (G.S.L.). La G.S.L., no está suficientemente reconocida. La enseñanza de los sordos no cuenta con el uso de la Lengua de Signos.

La Lengua de Signos no está reconocida oficialmente en Austria, ni siquiera como lengua minoritaria. Por ello, las escuelas no tienen ninguna obligación legal vinculante para tomar en consideración la Lengua de Signos en el campo educativo. Sin embargo, el currículo de los colegios para sordos, contiene pasajes que posibilitan el uso de signos en general y, de la Lengua de Signos en particular, dando así una situación firme a la Lengua de Signos a la hora de planificar las asignaturas. Cinco de las ocho escuelas para sordos usan y ofrecen la Lengua de Signos con el consentimiento de los padres, los profesores y las autoridades. Esto se traduce a la práctica de varias formas: los Signos pueden ser usados en la "comunicación apoyada con Signos", o bien, como una lengua en sí misma, dentro de una concepción bilingüe. En otras ocasiones, la Lengua de Signos está plenamente integrada en la planificación de las clases, utilizándose con la lengua oral, de forma paralela o alternativa. Existe un sentimiento de falta de conocimiento sobre la gramática de la Lengua de Signos y la cultura sorda. Sin embargo, en estos momentos, algunas universidades de Austria, están realizando investigaciones sobre la Lengua de Signos, cuyos resultados estarán preparados en los próximos años.

La Lengua de Signos Islandesa no está reconocida. Sin embargo, se debate ahora en el Parlamento una moción sobre su reconocimiento oficial. En 1990, se creó a través de una Ley el "Centro de Comunicación". Una ley sobre el derecho del paciente, aplicable a partir de julio de 1997. Hace referencia a la Lengua de Signos como Lengua Natural de las personas sordas. El único colegio para sordos de Islandia, optó por utilizar la tendencia bilingüe aunque, no hay ninguna Ley que garantice el derecho de los niños sordos a ser educados en la Lengua de Signos.

Resumiendo: La situación de las Lenguas de Signos en el Mundo es la siguiente:

PAÍSES CON RECONOCIMIENTO CONSTITUCIONAL DE LA LENGUA DE SIGNOS:

Finlandia Portugal Uganda Suráfrica Venezuela

PAÍSES CON RECONOCIMIENTO LEGISLATIVO DE LA LENGUA DE SIGNOS

Canadá República Checa Colombia Bielorrusia Dinamarca Noruega

Suecia Suiza Ucrania Uruguay U.S.A.

PAÍSES QUE HAN RECONOCIDO LA LENGUA DE SIGNOS COMO PARTE DE LA VARIEDAD LINGÜÍSTICA DE SU TERRITORIO

Austria

PAISES EN LOS QUE LA LENGUA DE SIGNOS SE ENCUENTRA A NIVEL DE ESTUDIO O DE PROPUESTA

Bélgica Irlanda Francia Alemania Grecia Italia Islandia

Holanda Inglaterra España

(Este informe está tomado del PROYECTO SOBRE LAS LENGUAS DE SIGNOS 1996-97, elaborado a partir de los informes finales realizados por los distintos Comités Nacionales de Sordos de la Unión Europea).

Fuente: C.N.S.E.