OLAF HANSON

Olaf Hanson nació el 10 de septiembre de 1862 en Suecia. Quedó sordo a los 12 años.

Su padre, Hans Larson, tenía una granja muy grande y durante el año 1870 compró más tierras cerca de Minnesota. Su familia tenía pensado viajar a América, pero el viaje se retrasó debido a la muerte de su padre en marzo de 1874. Junto con su madre, su hermano y su hermana mayor, llegó a Minnesota en 1875.

Sus primeros años en América los pasó en la granja, y no fue al colegio. Se inscribió en el Colegio para Sordos de Minnesota en enero de 1878 con 15 años.

Allí aprendió a hablar y leer inglés y a comunicarse en lengua de signos por primera vez. Se graduó en 1881 y se inscribió en el Colegio Nacional de Sordomudos en Washington ahora conocida como Gallaudet University. Olaf era un muy buen estudiante, y fue el mejor de su clase en todos los años de estudio. También estudió latín, francés y alemán.

Era muy buen orador y debatía muy bien las cosas, y gracias al profesor Arthur D. Bryanta, demostró tener mucho futuro en el mundo del arte. Una vez graduado volvió a Minnesota, donde gracias a la influencia del padre de un compañero de clase, Senador, consiguió un puesto de trabajo en el despacho de un arquitecto de Minneapolis.

Se mudó a trabajar con este arquitecto a Omaha, donde estuvo hasta 1889. Desde 1889 hasta 1890, Olaf viajó por toda Europa.

Pasó varios meses en París como estudiante especial en la Escuela de Bellas Artes donde hizo mucha amistad con Douglas Tilden, un prometedor y joven escultor y graduado en la Escuela de Sordos de California.

Mientras estudiaba, Hanson demostraba su habilidad artística. También visitó algunas escuelas europeas para los sordos y tomó nota de los métodos de enseñanza y el diseño de sus edificios. Volvió a América en julio de 1890, y siguió trabajando en sus proyectos arquitectónicos para la nueva Escuela de Sordos en Pennsylvania además de seguir trabajando para arquitectos.

Más tarde volvió a Minnesota. Allí diseñó la escuela del Norte de Dakota para Sordos en Devils Lake.

En un periodo de crisis económica, Hanson aceptó un puesto de profesor en Minnesota, en la Escuela para Sordos. Allí conoció a Agatha Tiegel, con la que se casó en julio de 1899. Olaf dejó la enseñanza en 1895, y volvió a trabajar como arquitecto, pasando los seis siguientes años en Minnesota diseñando planos para unos edificios públicos y residencias privadas.

En 1901, Olaf trabajó con Frank Thayer. Los dos compitieron con éxito el diseño del Ayuntamiento y la Cárcel en Juneau, Alaska, y después mudaron su despacho a Seattle, para hacerse cargo de este proyecto.

Durante la construcción del Ayuntamiento se separaron, y Olaf empezó a trabajar solo otra vez. Se dedicó a diseñar residencias privadas, incluyendo la suya, en Seattle.

Durante la primera guerra mundial, Olaf tuvo que abandonar su trabajo y buscar otro sitio en donde trabajar. Aceptó trabajos como pintor en Minnesota, en Omaha, en Nebraska y en St. Pual.

Durante su estadía en St. Pual, terminó el diseño de Charles Thompson para el edificio del Club de Sordos. Hanson se convirtió en una persona muy activa.

Regresó a Seattle en noviembre de 1918 y empezó a trabajar como pintor en la Universidad de Washington en 1919.

Olaf Hanson fue padre de tres hijas, fruto de su matrimonio con Agatha. Olaf era muy activo en el tema de la política. Fue elegido en la Iglesia Episcopal en 1922.

Participó en la Conferencia de trabajadores de la iglesia sobre la sordera, y fue Ministro Episcopal de sordos, viajando a Vancouver, Tacoma y Portland. Creía fielmente en los derechos de las personas sordas, y durante toda su vida luchó por ello.

Fue él quien propuso cambiar el nombre de Asilo, para las residencias para personas sordas. Este maravilloso prócer y ejemplo falleció en Seattle el 8 de septiembre de 1933.

Imprimir