Las asociaciones de discapacitados mexicanas sufren problemas de financiación


La falta de ingresos y de instalaciones propias, entre los principales problemas

En México, 988 asociaciones para la discapacidad se enfrentan a serios problemas de financiación, según un informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Los datos señalan que la forma principal de mantenimiento de estas instituciones son los donativos.

Los principales problemas a los que se enfrentan estas asociaciones son la ausencia de fuentes de financiación, las barreras arquitectónicas y la falta de instalaciones, ya que sólo el 83% de ellas disponen de inmuebles.

En cuanto al tipo de discapacidad, el estudio de INEGI refleja que el 57 % atiende a población con discapacidad neuromotriz, 56% intelectual, 41% a personas con problemas de lenguaje, 37% discapacidad visual y 36% auditiva.

En el ámbito de la cobertura, el 17 % es nacional, 32% estatal, 26% municipal y 25% local.

Este documento, en el que se menciona que en el año 2000 el número de asociaciones aumentó en 6% respecto al año anterior, se elaboró junto con el sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

La quinta edición del directorio nacional de asociaciones de y para las personas discapacitadas indica que el 88% cuenta con registro oficial y de estas, 76% declaró estar dentro del régimen de la Secretaría de Hacienda y crédito público de México (SHCP); 60 % inscrito ante el notario público y 51% ante la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Esta edición, publicada en el marco del programa Nacional para el Bienestar y la Incorporación al Desarrollo de las Personas con Discapacidad (Pronadis), tiene como objetivo estrechar los vínculos entre la población con discapacidad y las organizaciones dedicadas a su atención y coordinación.

Fuente: solidaridaddigital

Imprimir