¿QUÉ NECESITA EL NIÑO SORDO CON EL LENGUAJE?

A través del lenguaje, el niño sordo debe cumplir una serie de trabajos:

1.- Comunicarse con sus padres y familiares lo más pronto posible.

El uso de la lengua es un medio importante para construir y hacer fuertes las relaciones sociales y personales entre el niño y sus padres.

La realidad que vive el niño oyente debe también ser vivida por un niño sordo. La falta total de lengua, el contacto con una lengua no natural o el uso de una lengua que es pobremente recibida o conocida puede tener resultados negativos para el desarrollo de conocimientos en el niño.

2.- Adquirir (recibir de forma natural y espontánea) conocimientos sobre el mundo.

El niño adquirirá conocimientos sobre la realidad exterior principalmente a través de la lengua. No hay una verdadera comprensión de la lengua sin el apoyo de los conocimientos.

3.- Comunicarse integralmente (de forma completa) con el mundo que le rodea.

El niño sordo, como el niño oyente, debe ser capaz de comunicarse de modo integral con todas aquellas personas que forman parte de su vida (padres, hermanos, profesores, adultos, etc.).

En alguna situaciones será la lengua de signos, en otras será la lengua oral y en otros lo serán ambas lenguas según las necesidades o situaciones.

4.- Pertenecer culturalmente a dos mundos.

A través del uso de la lengua, el niño sordo deberá convertirse progresivamente en miembro del mundo oyente y del mundo sordo.

El niño debe sentirse cómodo en ambos mundos y debe ser capaz de identificarse con cada uno de ellos si es posible.

El bilingüismo es el conocimiento y uso combinado de dos o más lenguas.

Un bilingüismo lengua oral / lengua de signos es la única vía a través de la cual el niño sordo podrá satisfacer sus necesidades.

¿Qué bilingüismo?

El bilingüismo del niño sordo pasa necesariamente por la lengua de signos, usada por la comunidad sorda, y la lengua oral usada por la mayoría oyente.

Esta última se adquiere de modo escrito y, cuando es posible, de modo hablado.

En cada niño las dos lenguas tendrán funciones diferentes y ante la especial y difícil situación de contacto entre ambas lenguas, podemos encontrarnos con diferentes tipos de bilingüismo.

¿CÚAL ES EL PAPEL DE LA LENGUA ORAL?

La segunda lengua de los niños sordos será la lengua oral.

La lengua oral, principalmente a través de la forma escrita, será un medio importante de adquisición de conocimientos.

El éxito escolar del niño sordo y sus futuros resultados profesionales dependerán en gran medida de un buen uso de la lengua oral en su forma escrita y, cuando sea posible, en la forma hablada.

¿CUÁL ES EL PAPEL DE LA LENGUA DE SIGNOS?

La lengua de signos debe ser la primera lengua (o una de las primeras) adquirida por los niños con una pérdida auditiva profunda.

Es una lengua natural que asegura una comunicación completa e integral, que permite a los niños sordos y a sus padres comunicarse plenamente desde edades tempranas.

La lengua de signos facilitará la adquisición de la lengua oral.

Es una primera lengua adquirida con normalidad, que estimulará en gran medida el acceso a una segunda lengua.

Aunque muchos niños sordos y profesionales han hecho muchos esfuerzos, no hay que olvidar que hay muchos niños sordos con dificultad para recibir y producir una lengua oral de modo hablado.

Esperar varios años para conseguir resultados satisfactorios y negar durante ese tiempo el acceso del niño sordo a una lengua (la de signos) que dé satisfacción a sus necesidades es acepar el riesgo que su desarrollo lingüístico, de conocimientos, social o personal sea escaso.

CONCLUSIONES

Nuestro deber es permitir al niño sordo que adquiera dos lenguas.

Para ello, el niño debe tener contacto con las dos comunidades lingüísticas y debe sentir la necesidad de aprender y usar ambas lenguas.

Tener contacto desde una edad temprana con dos lenguas ofrecerá al niño muchos más recursos que tenerlo con una sola lengua.

Nadie se arrepiente de saber varias lenguas, pero sí se puede arrepentir de no saber demasiadas.

 

Fuente: PLANETAVISUAL

Imprimir