DA ANTONIO LAVÍN SENTIDO A LA ESCENA


El celayense Luis Antonio Lavín Maldonado, de 25 años de edad, inició la formación de una compañía teatral con personas discapacitadas.

En primer término planea incorporar a la agrupación a actores sordos y oyentes, y después a personas con síndrome de Down. "El arte es para todos, por eso integramos a personas con capacidades diferentes", afirmó.

Actualmente el joven trabaja en la selección de los artistas. La etapa siguiente consiste en el estudio de leyendas de la ciudad para darlas a conocer en recorridos con lugareños y visitantes.

Se pretende que las narraciones se cuenten simultáneamente de forma oral y mediante el lenguaje signado, con el fin de permitir que esta manifestación del arte y la cultura popular sea accesible a quienes tienen discapacidad auditiva.

Las narraciones provienen de un libro que escribió la cronista Abigail Carreño, abuela del joven emprendedor.

Con esta propuesta, Luis Antonio busca abrir nuevas puertas en el teatro para público y ejecutantes, además de crear oportunidades para que las personas con necesidades especiales obtengan una remuneración económica. "Queremos dignificar su trabajo", dijo.

"El arte no es sólo una forma de ayudarles sino de compartir con ellos. El arte es como una terapia para todos los marginados", opinó.

Luis trabaja desde hace más de tres años con personas que padecen síndrome de Down, adultos mayores, niños que viven en la calle, y desde hace un año y medio, con sordos. Aprendió el lenguaje signado mediante la interacción con ellos.

Ha escrito y dirigido diversas obras, entre las que se encuentran pastorelas, sociodrama, teatro guiñol y teatro negro. "La Pecera", de su autoría, fue representada por niños que viven en la calle y ganó el primer lugar en un concurso del DIF Estatal.

Su labor se ha orientado hacia el servicio a los demás. Es fundador y director del grupo "Doktor Risa", el cual también es incluyente y se encarga de llevar alegría y magia a los hospitales con la risoterapia.

El nuevo proyecto es uno de los ganadores del programa Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico 2007, que promueve el Instituto Estatal de la Cultura. Con su participación el actor comunica un valioso principio que sostiene: "El arte es medicina para el alma y un medio para brindar ayuda a nuestro prójimo".

Fuente: Periódico A.M. (León -Guanajuato- México) (30 de Mayo de 2007)

Imprimir