LUIS J. CAÑÓN, REELEGIDO POR MAYORÍA PRESIDENTE DE LA CNSE


Luís Cañón ha sido reelegido en la mañana del viernes 9 de junio presidente de la CNSE, con un 95% de los votos de la Asamblea de la CNSE. Con ello, el nuevo Consejo de la CNSE queda respaldo por una aplastante mayoría.

Cañón logró uno de los mayores apoyos asamblearios que se recuerdan en la organización, en un periodo histórico marcado por el reconocimiento de la lengua de signos y el desarrollo de los planes para que el proyecto de ley se desarrolle.

El reelegido presidente de la CNSE destacó durante la Asamblea que "hace sólo tres años este proyecto de ley era para nosotros y nosotras una utopía, ya que el Congreso de los Diputados rechazó una proposición no de ley que se limitaba a reclamar la condición bilingüe y bicultural de las personas sordas".

Por el contrario, añadió el presidente de la CNSE "el proyecto de ley que se encuentra en el Parlamento nos reconoce como comunidad lingüística y cultural". "Creo que no hay duda del avance", añadió, "sobre todo, cuando hemos logrado que los propios diputados empiezan a darse cuenta -que tal y como vengo diciendo desde hace muchos años- la lengua de signos es un idioma más".

Luis J. Cañón también destacó que en estos últimos años se han doblado el número de servicios de intérpretes. "En 2004 se prestaban 18000 servicios. Este año en el convenio firmado con el MTAS permitirá que se alcancen los 33.000 servicios. Esto beneficia directamente a las personas sordas. Y para ellas trabajamos".

En el informe que se presentó ante la Asamblea también se comentaron todos los ámbitos de actuación de la CNSE, desde la reforma de los estatutos al fortalecimiento de la presencia del movimiento asociativo en el Tercer Sector de Acción Social, pasando por el cambio hacia una nueva estructura en CNSE, que está en proceso de ejecución.

En el capítulo internacional, destacó el buen trabajo que se está desarrollando en relación con la organización en Madrid del XV Congreso de la WFD en 2007.

Un apartado especial mereció el tema del desarrollo de la lengua de signos y la educación de la infancia sorda, para instaurar en España el modelo bilingüe.

También pasó revista a otras cuestiones como la formación y el empleo, la accesibilidad a la comunicación o la participación ciudadana. El reelegido presidente de la CNSE concluyó su exposición destacando que durante los últimos tiempos se han alcanzado algunos objetivos "por los que hemos luchado, ya no durante cuatro años sino a lo largo de las últimas décadas".

Fuente: http://www.cnse.es (09/06/2006)
Imprimir