IMPEDIMENTOS LEGALES PARA FORMAR FAMILIA

La esterilidad, el cáncer, la lepra, la tuberculosis, la sífilis, el sida, la bisexualidad, la locura y la "imbecilidad", son impedimentos legales para contraer matrimonio y formar una familia en varios estados de México.

El Análisis comparativo de la legislación familiar en México hecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) señala que, de acuerdo con lo que establecen los códigos civiles de 18 estados del país, no pueden contraer matrimonio aquellas personas que padezcan sífilis, una enfermedad de transmisión sexual.

En Baja California, Coahuila y Sonora el impedimento para casarse por la vía civil es el sida; en Michoacán, la tuberculosis, la lepra y el cáncer y en Zacatecas, la esterilidad.

En el estado de México la bisexualidad es un impedimento, aunque puede ser dispensado por el juez.

El estudio fue coordinado por Jorge Adame, especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y sirvió como base para que el DIF pudiera elaborar el Diagnóstico de la Familia Mexicana.

En el análisis se señala que el Código Civil Federal impide el matrimonio cuando alguna de las personas tenga una "impotencia incurable para la cópula" y "enfermedades crónicas e incurables, además de las contagiosas o hereditarias".

Otros motivos por los que se puede negar la unión legal entre dos personas son los relacionados con las "incapacidades mentales".

El Código Civil Federal señala que no pueden contraer matrimonio aquellos que estén "disminuidos o perturbados en su inteligencia" aunque tengan "intervalos lúcidos" y de igual forma las personas que padezcan una enfermedad o deficiencia sicológica que les impida "gobernarse y obligarse por sí mismos".

Llama la atención que en 17 códigos civiles, como el de Aguascalientes, Campeche, Puebla y Quintana Roo, utilizan términos como locura, "idiotismo" e "imbecilidad" para referirse a las enfermedades mentales.

El investigador Jorge Adame sugirió que este aspecto debe ser revisado por los legisladores de cada uno de los estados, pues consideró que el uso de esos términos es ofensivo.

Al hacer un comparativo con la legislación de naciones sudamericanas y centroamericanas como Argentina, Chile y Costa Rica, el especialista detectó que en ninguna de ellas se manifiesta de manera expresa alguna enfermedad -como el cáncer, la tuberculosis o el sida- como impedimento legal para contraer matrimonio.

En Argentina sólo se establece que no puede casarse aquél que tenga una privación permanente o transitoria de la razón o que sea sordomudo "cuando el contrayente afectado no sabe manifestar su voluntad en forma inequívoca por escrito o de otra manera".

En Chile, por ejemplo, no pueden iniciar un enlace matrimonial aquellos que se hallen privados del uso de razón, y en Costa Rica se encuentran impedidas las parejas del mismo sexo.

Concepto de matrimonio

En su análisis, los especialistas de la UNAM encontraron que 18 códigos civiles no definen el matrimonio y en los 14 estados que sí lo hacen son comunes conceptos como "la unión entre un solo hombre y una sola mujer", "de carácter público" y "unión voluntaria". En San Luís Potosí, a decir del estudio, existe el concepto más adelantado de matrimonio, pues incluye el tema de la equidad entre los cónyuges.

El artículo 130 del Código Civil de San Luís Potosí establece que el matrimonio es "la unión consensual de un hombre y una mujer que, con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, hacen una vida en común para ayudarse y promoverse mutuamente, guardarse fidelidad recíproca y perpetuar la especie formando una familia".

Habrá que destacar que el Código Civil de Yucatán es el único que incluye la palabra amor al definir el matrimonio.

Su artículo 54 dice: "Es la unión voluntaria entre un solo hombre y una sola mujer, basada en el amor y sancionada por el Estado, para fundar una familia, perpetuar la especie y darse recíprocamente compañía, ayuda y asistencia".


Fuente: Minoriasorda y El Universal de México (07/03/2006)

  Imprimir