Los sordomudos, protagonistas en la Sociedad Principado de Asturias de Guantánamo
Fue presentada una aplicación informática para facilitar el aprendizaje a estos discapacitados
E.E.GUANTÁNAMO. CUBA.


La Sociedad Principado de Asturias de Guantánamo celebró unas jornadas dedicadas a los sordomudos en las que también participaron miembros de la Asociación Nacional de Sordomudos de Cuba y que sirvió para presentar una nueva aplicación informática que facilitará el aprendizaje a este colectivo.

El día estuvo dedicado a los discapacitados hipoacúsicos de la entidad y fue extendida una invitación de participación a los miembros de la ANSOC (Asociación Nacional de Sordomudos de Cuba) de la ciudad, a la que también pertenecen los miembros discapacitados de la Sociedad.

Entre los presentes estuvieron Alina Artímez Romero, presidenta de la asociación asturiana en la provincia, Raúl Pichardo Villar, director de la Casa de Cultura Comunitaria, Yanisel Ramos Ramírez, vicepresidenta de la ANSOC en la provincia, Reynaldo Fernández Justi, director de Unidad de Informática en el Politécnico Provincial José Maceo Grajales, y Antonia Luisa Cabal, reconocida artista, profesora de música, directora coral, y también hija de asturiano.

Una fructífera charla con los miembros de la asociación asturiana, que en su mayoría son personas de la tercera edad, estuvo a cargo del doctor Eliezar Bueno González, especialista otorrinolaringólogo, quien habló de los problemas más frecuentes de la audición en esa edad, ofreció valiosos consejos prácticos sobre el cuidado de los oídos, y pidió a los jóvenes de la asociación comprensión absoluta de todos los problemas que trae consigo en los adultos de la tercera edad la falta de audición.

De singular importancia fue la presentación, a los miembros de la asociación asturiana, del primer capítulo de un software multimedia para la enseñanza del sistema de señas cubanas, realizado por Óscar Chacón Ruiz (informático), Yanisel Ramos (especialista en Lengua de señas), Laura Carpio Artímez (informática) y Ángel Carpio Reyes (autor, especialista en audiovisual, y director-productor) -estos dos últimos miembros de la asociación asturiana- y que ha sido instalado en algunas instituciones de servicios públicos en nuestra provincia. Sobre este software expresó en el encuentro Raúl Pichardo, director de la Casa de Cultura Comunitaria y que también ha sido favorecido con la instalación del mismo en la institución que preside: "Para el ministerio de cultura es muy importante este software porque nos permite poder implementar planes de desarrollo culturales con los miembros de la ANSOC. Nuestros promotores culturales podrán, gracias a esta donación de los miembros de la asociación asturiana, aprender el sistema de señas cubanas y lograr una comunicación efectiva con este sensible segmento de la población.

Ya conocemos el alfabeto y el dactilema, y ya comenzamos a implementar ideas para desarrollar proyectos con los miembros de la ANSOC y nuestra institución".

La creación de esta aplicación multimedia permitirá humanizar aún más el trabajo de los profesores que hoy existen en la enseñanza especial y con ello lograr que los niños y jóvenes discapacitados, con la facilidad de la comunicación, puedan estar mejor preparados para enfrentar la vida en condiciones de menos desigualdad, incorporándolos a una vida socialmente útil y activa.

Al final de la actividad los miembros de la ANSOC se interesaron por las características del software y junto a los realizadores del mismo apreciaron y aclararon sus curiosidades y perspectivas.

Parte cultural

La parte cultural de la actividad se inició con una muestra del folclore asturiano bailando dos de las integrantes del grupo de danza 'Las asturianitas' y en memoria de quien fuera el 'principal embajador de la cultura y el folclore asturiano en América durante el último medio siglo', Manolo del Campo.

Luego, dando un toque de ternura que sólo en los niños tiene su máxima expresión, intervino el coro infantil 'Vocecitas de cristal', dirigido por la profesora Antonia Luisa Cabal. Al final, motivados por la gira de Paul Mc Cartney por Europa, se disfrutó de la música de los Beatles interpretada por el grupo 'Hermanos Brauet', tradicionales fanáticos de esa música en esta ciudad, e integrado por dos músicos miembros de la asociación asturiana. Al ritmo de 'All my loving', 'Can't buy me love', 'Twist and shout' y otras, los asociados despidieron un encuentro más de asturianía, amor y cultura universal.

Fuente: Periodico España Exterior (06/07/2004)

Imprimir