SEÑA Y VERBO IMPULSA EL TEATRO BILINGÜE

La búsqueda estética dio origen a Seña y Verbo, compañía nacida hace 13 años, integrada por 10 personas, cuatro de ellas sordas. Lo que hacen, aclara de entrada su director Alberto Lomnitz, no es un teatro para personas sordas, sino un arte que quiere llegar a todos los públicos, a partir de los lenguajes oral y de señas.

Ese producto artístico es una de las claves de su consolidación: "Seña y Verbo fue fundado por profesionales con altas expectativas artísticas".

Lomnitz se enorgullece de que su grupo sea una rareza en el medio teatral mexicano: es estable, todos sus integrantes están en la nómina, ha producido 10 espectáculos, ha realizado ocho giras internacionales, capacita constantemente en el país a grupos, artistas y escuelas con una propuesta: desarrollar el teatro de sordos con calidad.

El director no niega que al reconocimiento por el producto teatral, se suma en su favor el interés por el tema de la sordera. "Se abren posibilidades de mercado en escuelas, festivales, congresos, el teatro bilingüe crea interés particular. En ese sentido somos un águila de dos cabezas".

En Seña y Verbo todos son profesionales del teatro; a los sordos, en particular, sus diferencias culturales les permiten tener una capacidad de observación y gestual muy desarrolladas. "A los sordos se les exige como a cualquier actor, están sujetos a todas las exigencias".

Al crecimiento como artista que ha llevado la compañía a una suerte de teatro étnico, Lomnitz agrega lo que desde el punto de vista humano ha sido la experiencia del colectivo: "Siento que hago un teatro que está cambiando la vida de las personas y es que los sordos están inmersos en una batalla, en la defensa de su idioma para que no se les obligue a oralizar y por el reconocimiento de la lengua de señas. En ese sentido, creo que Seña y Verbo ha jugado un papel muy importante en el país para lograr esto".

Las obras del colectivo en principio no abordaron el tema de la sordera y eran comedias; hoy algunos de sus espectáculos sí lo tratan como tema natural de la compañía.

Paah , espectáculo compuesto por tres obras cortas de David Olguín, Víctor Weinstock y Flavio González Mello es un tríptico en torno de la sordera. Este espectáculo será llevado por la Compañía al congreso de Morelia.

FUENTE: El Universal (México)(05/09/2005)

  Imprimir