Pujol quiere que la LISMI favorezca a las empresas que contratan a discapacitados

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, cree que la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI) es una buena norma pero, casi diez años después de su aprobación, es necesario modificar algunos aspectos y seguir desarrollando otros.

El histórico dirigente catalán ha declarado a "Solidaridad Digit@l" que "sería conveniente desarrollar un modelo de empresa mixta, de forma que cualquier empresa que cumpla con la cuota de puestos de trabajo establecida para las personas con discapacidad pueda contratar, en régimen de trabajo protegido, a las personas discapacitadas que cumplan con los baremos indicados, así como la prejubilación de los trabajadores con minusvalías".

Pujol recuerda que su partido ya presentó una iniciativa parlamentaria en el Congreso con esta orientación, y será una línea en la que continuarán trabajando para profundizar en la integración social y laboral de las personas discapacitadas.

Precisamente en este trabajo de integración, el presidente de la Generalitat cree que el papel de las asociaciones es fundamental. "Cataluña es una Comunidad en la que el mundo asociativo es muy potente y ha sido punto de referencia y dinamizador de la mayoría de proyectos relacionados con el mundo de la discapacidad.

Primero poniendo en marcha escuelas especiales; más adelante iniciando a las personas discapacitadas en el mundo laboral más o menos productivo; y luego poniendo en marcha las residencias y los hogares-residencias" afirma Pujol.

En este sentido, afirma que que, "ciertamente, sin el empuje y liderazgo de muchas asociaciones, el campo de la atención a las personas con discapacidad no hubiera avanzado tanto en nuestro país".

FUENTE: SOLIDARIDADDIGITAL

  Imprimir