DOS EMPLEADOS DE UN MICROBÚS ABUSARON DE UN A MUJER SORDA

Dos trabajadores, R. V. González y J. E. G. Méndez, (cobrador y conductor) de un microbús fueron detenidos por miembros de Policía Judicial de la Fiscalía Central de Investigación para Delitos Sexuales de México, acusados de abusar sexualmente de una joven mujer sorda, cuando se quedó sóla y dormida en el transporte.

Después de recorrer varios kilómetros, la denunciante se quedó sola y dormida, momento que aprovechó el conductor para desviar la ruta y estacionar la unidad en una calle solitaria.

Cuando despertó la víctima, se percató que a su lado estaba R. V. González, quien tenía un trapo en las manos con el que le tapó los ojos, la abrazó y amagó con un cuchillo.

Posteriormente, la empujó al suelo del microbus, en donde J. G. Méndez la sujetó de los brazos para que su cómplice la despojara de sus ropas y atacara sexualmente.

Cometida la violación, los responsables abandonaron a la afectada cerca del lugar de los hechos, donde la mujer pidió ayuda para trasladarse a su casa y, con sus familiares, acudió a denunciar los hechos a la Fiscalía antes señalada.

Con retratos hablados y declaración de la víctima, la cual fue posible con un intérprete para sordos, el Ministerio Público giró instrucciones a la Policía Judicial para que se abocara a la localización y detención de los violadores.

Agentes judiciales localizaron el microbús de la ruta 14, que corre de Canal de Chalco a Santa Martha Acatitla, en cuyo interior se encontraban González y Méndez, quienes fueron capturados y presentados ante la representación social.

Una vez en la Fiscalía, la afectada reconoció plenamente a los inculpados, detrás de la cámara de reconocimientos, quienes una vez identificados e integrado el expediente, fueron consignados ante un juez penal del Reclusorio Preventivo Oriente, como presuntos responsables del delito de violación agravada.

FUENTE: Minoría sorda (Noviembre 2004)

  Imprimir