ARTISTAS SORDOS DE HOY

CATIVO

Cativo es una persona Sorda que vive cerca de Madrid. Webvisual se ha acercado hasta allí para conocer sus originales obras de arte. ¿Queréis verlas?

Salvador Dalí no es sólo famoso por su pintura sino que además destacó como decorador, diseñador de joyas, director de películas, etc. No sólo goza de prestigio en Catalunya, sino también en España y en el resto del mundo.

Pero… ¿qué tiene esto que ver con las personas Sordas? ¿Creéis que existen personas Sordas que sean buenos/as pintores/as? Pues sí, en efecto, en España hay muchas...

Nuestro equipo de Webvisual fue a un pueblo cercano a Madrid, para encontrarse con una persona Sorda que se llama Cativo y hacer un reportaje sobre él. Pero, ¿Cativo se dedica únicamente a la pintura o realiza además otras cosas? Si queréis ahora podréis verlo…
Estoy convencido de que quedaréis asombrados con este reportaje… ¡Seguro que os parecerá muy interesante!

¡Hola! Nuestro equipo de Webvisual se ha enterado de que en un pueblo cercano a Madrid, llamado Boadilla del Monte, cuyo signo en LSE es el mismo que el de “bocadillo” ( pero no penséis que es porque sus habitantes comen muchos sino que comen de todo!), vive una persona sorda que se llama Cativo.

No sé con exactitud a que se dedica profesionalmente Cativo porque no le conozco personalmente, pero antes de hacerle la entrevista, alguien nos ha dicho que es famoso por sus pinturas, esculturas, cerámicas, etc. Será mejor que él mismo nos lo aclare…

AL: ¡Hola!, encantado de conocerte. Me gustaría preguntarte cuál es tu principal afición: la pintura, la cerámica…

CA: Sobre todo me centro más en la pintura y en la cerámica. En estos momentos estoy trabajando estas dos modalidades, tal vez más adelante me decante por hacer grabados o escultura. Además, es que…¡en mi casa ya no me cabe nada! Si me sobrara espacio… Lo que hago es intentar hacer esculturas pequeñas como ésta.

AL: A ver…¿podemos verla?

CA: Sí, sí.

AL: Pero… no entiendo muy bien en qué consiste. Espera… esta especie de composición, ¿qué es? ¿Puedes aclarárnoslo?

CA: Pues son trozos de piedra que sobran de esculturas, y témpera. Cuando al hacer una escultura, del horno caen trocitos, no me gusta tirarlos a la basura sino que los conservo, los guardo porque son útiles. Incluso trozos de esculturas que a veces se rompen o se caen al golpearse. Yo los voy guardando y luego hago una composición con ellos. Después la pinto.

AL: ¿Habéis visto qué curioso? Aprovecha restos que no valen para hacer composiciones. Pero no penséis que únicamente hemos venido para mostraros esta pieza; su casa está llena de cuadros, esculturas, etc. Yo he echado un vistazo y he quedado realmente impresionado. ¿Podrías guiarnos un poco por tu casa para que pudiésemos ver algunas de tus obras?

CA: Sí, creo que sí porque hay muchas cosas para ver… también tengo muchas piezas guardadas… cuadros, cerámicas, etc. Tengo muchísimas cosas que como no me caben en ningún sitio tengo que guardarlas alrededor de la cama, ordenadas en los armarios, en los pasillos... Tengo muchas cosas y no caben todas… Algunas obras ya las he vendido… ( y nunca rebajo el precio que he establecido).

AL. Bueno, pues vamos a aprovechar para ver algunas de las diversas obras de Cativo.

CA: Mira, este cuadro es un reflejo de mi mismo.

AL: Muy bien. Quisiera preguntarte una cosa: ¿A qué edad empezaste a aficionarte por la pintura? ¿Cómo surgió esta afición?

CA: Pues, de pequeño cuando tenía 3 años dibujaba en las paredes de mi habitación. Mi madre me decía que no lo hiciera, y me cogía para que no lo hiciese (pero nunca me llego a pegar, ¿eh?) .Me animaba mucho y me decía “Aquí no” y me decía que debía dibujar en el cuaderno, y me animaba a que lo hiciese. En cambio mi padre quería que me dedicase a otras cosas. Pero mi madre sí; me animó mucho. Y así ha sido hasta ahora.

AL: Muy bien. Esta pintura es un tanto extraña…me he quedado un poco sorprendido al observar que en varios cuadros cuando pintas a una persona no tiene una única cara sino que aparecen varias caras, una al lado de otra… puestas como alrededor en diferentes planos. ¿Podrías explicarnos por qué?

CA: Pues… desde siempre había sentido que la forma típica de representar las caras era demasiado estática, siempre de frente; “no iba conmigo” . Después de mucho pensar, un día observando una rosa me pareció muy peculiar la distribución de los pétalos y sentí que debía hacer algo similar, pero no sabía cómo. Buscaba la forma de hacerlo, pero no acababa de encontrarlo. Pintaba las figuras, las retocaba pero no lo conseguía. Lo probaba con esculturas y luego las rompía, no dejaba de darle vueltas en la cabeza… Mi madre me preguntaba que qué me pasaba e intentaba mimarme y yo me cerraba a ella y le decía que me dejase; me apartaba de la familia. Estaba obsesionado con el dibujo. Probaba una y otra vez; incluso pasaba de las clases en el colegio, pero el profesor me castigaba. Yo “pasaba” de las matemáticas, de la lengua…Solamente me interesaba el arte, pero tenía que estudiar y tuve que dejar un poco de lado el arte hasta que tuve 20 años. A los 20 años volví a dibujar yo solo, y pensando, pensando, dibujando encontré lo que buscaba: dibujar de esta forma las caras simulando que son pétalos de una rosa.

AL: ¿Lo veis? ¿Podéis verlo?¿Podemos ver otro?

CA: Sí, vale.

AL: Esto es escultura sobre témpera con varios colores. Aquí aprovecho por ejemplo plásticos, cartón; cartón que no se usa, por ejemplo el de una caja cuando se ha acabado lo que contenía, o cartones que no sirven… Tampoco es que guarde mucho cartón, selecciono los que necesito y después los pinto o los moldeo. Mira, por ejemplo este.

CA: Vaya, esto no es lo que imaginaba. Fijaos, aquí podemos observar de nuevo la forma típica de Cativo de hacer las caras. Pero a simple vista, no sabemos de qué material está hecho si es de madera, de piedra… no pesa mucho. Ahora después de lo que nos ha explicado Cativo, puedo deciros que el material es papel cartón y si os fijáis, en esta caja podéis ver que antes era la tapa de una caja de queso. Cativo se ha comido todo el queso… veis qué buen aspecto tiene! y en vez de tirar el envoltorio a la basura lo ha guardado y lo ha transformado en esta pieza. ¿Veis la parte de detrás?

CA: Antes has dicho que “no es lo que imaginabas” ¿Qué te imaginabas que era?

AL: Pues no sé, a lo mejor soy yo el que me había hecho una idea equivocada de lo que era y en cambio vosotros ya habíais adivinado que era cartón…

AL : ¡Uy, qué cosa más rara! ¡Es un zapato! Un zapato aquí en medio de la calle, en un jardín… Bueno, en realidad este jardín forma parte de la casa de Cativo y por aquí también tiene algunas obras de arte. No sé que significado debe tener este zapato. ¡Cativo, ven! A ver si nos lo explica…
Quería preguntarte que por qué has hecho este zapato así, ¿qué representa? Explícanos.

CA: Pues esto, evidentemente, es un óleo. Bueno, para aclararlo os diré que en Madrid es bastante típica la juerga de madrugada. Y eso es lo que representa.

AL: Pero… ¿este es un zapato viejo o nuevo?

CA: Pues es un zapato del año pasado. Pero me hacían daño y no iba cómodo con ellos. Así que decidí pintarlos y me hizo sentirme relajado.
AL: Ah! Pues si ahora estás relajado, podrías ponértelos y así todo el mundo te miraría!

CA: No, no, no. Si me los pongo me harían heridas y entonces ¡tendría que gritar de dolor!

AL: Sí, sí, claro.
Como habréis visto, aquí hay muchos cuadros y esculturas. En realidad hay muchísimas más de las que os podemos mostrar; los pasillos están llenos de obras. Para poderlas filmar todas, necesitaríamos todo el día! Por ello sólo os hemos mostrado una pequeña selección, aunque creemos que es suficiente para que os deis cuenta de lo buen artista que es Cativo. Ahora empezamos a conocer a Cativo… me gustaría saber algunas cosas más antes de irnos.

AL: Desde que empezaste a dedicarte a esto, de joven, hasta ahora, ¿has recibido algún tipo de formación? ¿Has hecho algún curso de pintura o de moldeamiento?

CA: Sí, sí. Cuando era pequeño iba al colegio Hispanoamericano de la palabra y como por las tardes tenía tiempo libre, aprovechaba para ir a un curso de pintura. Bueno, este curso se terminó y después hice un curso de moldeamiento y aprendí muchísimas cosas que ahora no puedo explicar porque sería muy largo y no tenemos tiempo. Intentaré ser breve; también hice un curso de escultura cantera en Galicia, era un curso en un monasterio ubicado en Poyo, un pueblo situado a 3 km de Pontevedra y allí estuve haciendo escultura durante tres años; me gustaba mucho. Cuando lo acabé me fui a Bilbao y allí trabajé pintura al óleo en grandes dimensiones, estuve un año. A partir de ahí empecé a pintar por mi cuenta.

AL: Muy bien. Mirando tus cuadros, me han surgido algunas dudas. Me gustaría preguntarte cuáles son tus tres colores preferidos.

CA: Mis colores preferidos son el negro, el rojo y el azul. Y ya está.

AL: Otra pregunta. ¿Cuál es tu pintor favorito? y ¿cuál es tu escultor favorito?

CA: Hay muchos pintores que me gustan, no podría decirte cuál de ellos es el mejor. Me gustan todos, pero sin celos, competencia ni ánimo de imitar. Creo que hay que respetar el arte de cada uno, es como la cocina, cada uno tiene su estilo.

AL: Tú, cuando pintas o esculpes, ¿cómo te sientes? ¿Qué sientes? ¿Te sientes cómodo, te sientes nervioso? Explícanos un poco cuáles son tus sentimientos cuando pintas.

CA: Cuando yo pinto, es como si lo que mi cerebro piensa invadiese todo mi cuerpo y llegase hasta mis manos. Hay como un diálogo con lo que pinto, es como si las imágenes se moviesen y me hablasen y me dijesen: “ten cuidado aquí” “ojo que así no se me verá bien de cara”… Siento como si existiese una colaboración. Cuando acabo contemplo la obra y… por ejemplo, en el último cuadro que pinté, estuve casi cinco horas contemplándolo y revisándolo hasta que me pareció que estaba bien.

AL: ¿Cuánto tiempo tardas en acabar un cuadro?

CA: Normalmente necesito cuatro horas o más. Si es muy grande pues más de cinco horas.

AL: ¿Tienes clientes que compren tus cuadros?

CA: Sí.. yo vendo. Vendo bastante, pero el precio que estipulo es un precio normal y estoy un poco cansado de que la mayoría de personas me pidan que les haga una rebaja. Yo establezco un precio y entiendo que me pidan un descuento los amigos, a los que se lo suelo dejar a mitad de precio, pero estoy harto de que me pidan un descuento personas que no conozco.

AL: Tienes muchísimos cuadros y esculturas. ¿Lo guardas todo en esta casa o tienes algún local u otro espacio para guardarlo?

CA: Pues, aquí en casa como veis la tengo llena de cosas, unas encima de otras; tengo que guardar las obras debajo de la cama, dentro del armario, en los pasillos, etc. a veces también guardo esculturas en un almacén y también guardo cosas en el sótano de esta casa. Si está en mi casa no me preocupo, estoy tranquilo, pero el problema es que no estoy tranquilo con las cosas que dejo en algún taller porque tengo miedo de que cuando pasan dos o tres meses me quiten cosas.

AL: Muy bien. Pues ya hemos acabado nuestra entrevista. Queremos darle las gracias a Cativo y felicitarle por su exposición. Espero que las personas Sordas que visitan Webvisual a partir de ahora ya conozcan un poco más a Cativo. No sé si quieres decirles algo a los usuarios de Webvisual.

Ca: Yo me alegro mucho de que tanto los amigos de Madrid como los de Barcelona, vengan a visitarme a casa para conocer mi arte, pero no sé qué pensaran de él, si les habrá gustado realmente o no... tampoco sé si les habrá gustado mi persona, mi carácter…

AL: Yo te aseguro que a todos les van a encantar tus cuadros y tus esculturas. A mí me han fascinado. Ojalá pudiese comprártelas todas y llevármelas a casa… aunque entonces tendría el mismo problema que tú: que mi casa es pequeña y no me cabrían. Así que tendré que escoger solo alguna obra… tendré que pensar con cuál quedarme. Muchísimas gracias por la entrevista y encantado de haberte conocido.

CA: Gracias. Cuando queráis volver yo os recibiré encantado.

AL: Muchas gracias

CA: Tengo ganas, aunque no sé cuando lo acabaré, de hacer alguna obra, una pintura o una escultura y entregársela a la CNSE como obsequio. Y ya está.

AL: Muy bien.

Entrevista reproducida de: WEBVISUAL.ORG

Imprimir