EL GEN DE LA SORDERA SIGUE OCULTO

La bióloga Vanessa Migliosi reconoce que el "gen" de la sordera sigue oculto.

Vanessa Migliosi, una investigadora italiana sorda de nacimiento, pronunció el pasado martes una conferencia sobre Genética y Sordera en el Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas del IMSERSO.

Según esta investigadora detectar cuál es el gen que provoca la sordera es muy complicado, ya que hay centenares de causas que pueden provocarla porque el oído es un órgano complejo y muy especializado.

Se conocen algunas formas de sordera asociadas a enfermedades como el síndrome de Usher, que provoca una sordera progresiva o el de Waardenburg, asociada a personas con características físicas parecidas a los albinos, o el de Pendred, vinculado a problemas de la glándula tiroides. También se mencionó otro tipo de sordera muy frecuente que esta relacionada con los genes de la mujer y se transmite por línea femenina.

Vanesa Migliossi explicó que sólo uno de cada cien casos de sordera lo son por causas ambientales. Otras razones para dejar de oír son las enfermedades infecciosas que se padecen antes del nacimiento, como la rubéola. También pueden desencadenar la sordera algunos medicamentos, especialmente algunos antibióticos.

Explicó que en los países mediterráneos como Italia, España o Israel existe una tasa más alta de sordera que en los países nórdicos. Las causas pueden ser un tipo de gen que provoca la sordera y factores ambientales.

A la Conferencia, asistieron alrededor de sesenta personas, entre los que se encontraba un grupo de Resistencia Sorda. Fue una charla demasiado técnica, tan especializada que parecía estar dirigida a estudiantes de medicina más que al grupo de asistentes que en su mayoría eran personas sordas y familiares.

Vanesa Migliosi repasó conceptos y palabras relacionados con la Genética como: ADN, Cromosomas, genes dominantes, genes recesivos y habló de portadores sanos, y personas "enfermas". Esas palabras molestaron especialmente a las personas sordas allí reunidas, que consideraron que este tema no puede ser tratado sólo desde un punto de vista médico.

Precisamente, un representante de Resistencia Sorda, le explicó a la ponente que estaba muy sorprendido por su forma de referirse a las personas Sordas: "Afectadas o Enfermas". La sordera también conlleva una realidad sociocultural y lingüística diferente.

Vanessa estuvo de acuerdo con el miembro de Resistencia Sorda. Ella admitió que también está orgullosa de ser sorda y que es necesario cambiar la mentalidad de los médicos respecto a este problema.

Desde Minoría, le aconsejamos que una buena forma de demostrar sus opiniones sería utilizar un lenguaje menos "médico" para referirse al colectivo de personas Sordas y hacer su discurso en lengua de signos en lugar de leer en voz alta su conferencia.

Para más información: se puede acceder a la Web: www.gendeaf.org

FUENTE: MINORIA SORDA



Imprimir