El CONSEJO de EUROPA DEFIENDE el RECONOCIMIENTO OFICIAL
de la LENGUA de SIGNOS




La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha solicitado la elaboración de un nuevo instrumento jurídico para proteger el derecho de las personas sordas que se comunican mediante lengua de signos.

Asimismo, ha adoptado el informe del ponente Malcom Bruce (Reino Unido) en el que se reconoce la lengua de signos como expresión de la riqueza cultural europea, siendo un medio de comunicación natural y completo para las personas con discapacidad auditiva.


Este informe ya fue presentado por el ponente el pasado mes de enero, durante la Asamblea de invierno, en la que el ponente declaró que "esta lengua debería estar protegida por la 'Carta Europea de los Idiomas Regionales o Minoritarios' con el fin de garantizar su aprendizaje, uso y promoción".


Ahora, en su sesión de primavera, la Asamblea ha considerado imprescindible el reconocimiento oficial de la lengua de signos con el fin de favorecer la integración social de las personas sordas y permitir su acceso a la justicia, a la enseñanza y al empleo.

Asimismo, ha reconocido la importancia de la realización de estudios detallados que permitan fijar las necesidades concretas de este colectivo, como paso previo a la elaboración de las políticas sobre la lengua de signos, de la que deberían ser partícipes los usuarios de estas lenguas.


A pesar de que numerosos Estados miembros del Consejo de Europa han puesto en marcha programas de apoyo para la lengua de signos, se ha constatado la falta de intérpretes, hecho que a su vez manifiesta la intensidad de la demanda y los beneficios de cara a la integración que aporta este servicio.


Así, la Asamblea ha recomendado al Comité de Ministros a que animen a los Estados miembros a reconocer formalmente la lengua de signos, formar intérpretes y tutores en esta materia, enseñar a las personas sordas esta lengua, ofrecer formación a profesores para poder trabajar con niños con discapacidad auditiva, difundir programas de televisión en lengua de signos y generalizar el empleo de subtítulos, recurrir a las nuevas tecnologías facilitando su disponibilidad a las personas sordas y reconocer en los colegios de enseñanza secundaria general la lengua de signos como un título más al igual que los otros idiomas, entre otros aspectos.


El ponente y creador del informe, Malcom Bruce, también manifestó que "el número de niños sordos disminuye, pero la proporción de personas sordas aumenta con el envejecimiento de la población. Las lenguas de signos les ayudarán a permanecer en contacto con el mundo. En Suecia, las personas no sordas pueden aprender la lengua de signos durante sus estudios como segundo idioma. Esta posibilidad debería extenderse por toda Europa, ya que es más fácil aprender esta lengua cuando somos jóvenes".

FUENTE: SOLIDARIDADDIGITAL. (04-03-2003)

Imprimir