UN EQUIPO DE INVESTIGADORES DESCUBRE EL SISTEMA DE CONTROL DE ERRORES GENÉTICOS

Francisco José Iborra, un investigador alicantino, que trabaja en un equipo de investigación dirigido por el profesor Peter Cook, ha descubierto que las proteínas de la célula no sólo se sintetizan en el citoplasma (equivaldría a la clara del huevo), que era lo que históricamente se sabía, sino que también se sintetizan en el interior del núcleo de la célula (que sería la yema).

Este descubrimiento constituye un gran hito revolucionario en la biología celular. Iborra, de 35 años, comenzó su carrera científica en Valencia y desde hace 5 años trabaja en el departamento Sir William Dunn School of Pathology de la Universidad de Oxford (Gran Bretaña). El científico español ha señalado que en 1995 comenzaron a estudiar la estructura del núcleo de las células de los mamíferos para ver donde tenía lugar la expresión genética.

Hasta ahora, sólo se sabía que los genes de DNA (la 'caja negra' donde está toda la información genética) se transcriben en RNA (los mensajes genéticos) dentro del núcleo y de ahí salían hacia el citoplasma y se traducían en proteínas. "Esta era la doctrina", ha puntualizado el investigador, que ha indicado que su objetivo era entender dónde radicaba la diferencia entre una célula de hígado o cerebro y otra tumoral, "para solventar el defecto".

Iborra ha explicado que "queríamos saber dónde se transcribían esos genes y cómo se transportaban al citoplasma, y me faltaba ver dónde se sintetizaban las proteínas, y entonces desarrollé u método y encontré que había síntesis de proteínas dentro del núcleo".

Según los investigadores, el descubrimiento sirve para dos fines. Uno evolutivo, ya que respalda el origen de la célula y otro terapéutico, ya que esta síntesis de proteínas en el interior del núcleo actúa como sistema de control del mensaje genético. Cuando este filtro falla, se producen los errores genéticos, que dan lugar al 50% de las enfermedades hereditarias.

A partir de ahora, se va a poder saber el porqué de esos fallos y se podrán poner medidas para acabar con las mutaciones genéticas.

Fuente: SOLIDARIDADDIGITAL

Imprimir