LAURENT CLERC

Laurent Clerc nació el 26 de diciembre de 1785 en La Balme, Francia.

Su padre era el alcalde de la ciudad y su familia estaba compuesta por abogados. Cuando Clerc tenía 1 año se cayó de una silla por accidente encima de los fuegos de la cocina. Se quemó una parte de la cara y quedó completamente sordo debido a la fiebre.

Un tío suyo, que también se llamaba Laurent Clerc, sabía que existía una escuela para sordos en París.

Cuando cumplió doce años su tío lo llevó a Paris a la Real Institución para Sordos. En 1816, llevaba ya ocho años como profesor, y algo cambió su vida.

Conoció a una persona joven y muy idealista (con muchas ideas). Se llamaba Thomas Hopkins Gallaudet.

Era americano y había ido a París a aprender el mejor método para educar a las personas sordas. Gallaudet estuvo tres meses en la Real Institución de Sordos y se dió cuenta que Clerc tenía los conocimientos necesarios y la suficiente experiencia con personas sordas para ayudarle a crear la primera escuela para sordos en América.

Clerc se convirtió en el ayudante de Gallaudet y los dos viajaron en barco hasta América del Norte. Durante el viaje, Gallaudet le enseño inglés a Clerc y, a su vez, Clerc le enseñó lengua de signos a Gallaudet.

Cuando llegaron a América, Clerc dio muchas conferencias y Gallaudet era su intérprete. Estuvieron siete meses viajando por toda la zona Este de los Estados Unidos, desde Boston hasta Filadelfia. Ellos se entrevistaron también con padres de niños sordos.

Imprimir