LA LUCHA DEL COLEGIO JOSEP PLÁ
(Barcelona)

Los padres y madres del "Josep Plá" logran un principio de acuerdo

Un grupo de padres y madres de niños sordos de Barcelona denunciaban el pasado lunes la situación del colegio teóricamente, bilingüe, Josep Plá.

El 18 de febrero, tal como habían advertido, lo niños dejaron de ir al colegio. Al día siguiente, eran convocados a una reunión por parte de la dirección del centro y de representantes de la administración educativa catalana.

Estos últimos solicitaron un mes para resolver el problema. Transcurrido ese plazo volverán a reunirse para estudiar las soluciones propuestas. Además, y hasta esa fecha, se solucionarán los problemas de comunicación que están en el orígen del problema.

Todas las comunicaciones se harán respetando la Lengua de Signos y la lengua oral en la comunicación escrita.

Tras agradecer las muestras de apoyo recibidas los padres del colegio público de Barcelona Josep Plá, comentan en esta su segunda nota informativa que han logrado un principio de acuerdo con las autoridades educativas.

Dentro de un mes volverán a reunirse para valorar si se han solucionado los problemas que originaron la protesta. Los convocantes de la protesta manifiestan que "El día 18 de Febrero tal y como habíamos indicado a los responsables de Educación y al centro escolar y por no recibir la atención solicitada los alumnos afectados no asistieron a la escuela.

Como era de esperar y ante la firmeza de seguir con nuestra postura y cada vez con más apoyos de otros padres de alumnos de la escuela y de fuera de ella, el mismo día 18 conseguimos la exigida intervención de la administración, convocándonos a una reunión para el día siguiente.

Pusimos como condición la implicación de las autoridades de enseñanza para volver a llevar a nuestros hijos a la escuela, los alumnos volvieron al centro educativo el mismo día 19.

A la reunión asistimos una representación de madres y padres sordos de alumnos afectados y otros padres también sordos cuyo interés en mejorar la calidad educativa de sus hijos, aún muy pequeños, era motivo de presencia además de todos los agentes educativos implicados: Servicios Centrales, Delegación, Inspección de Enseñanza y por supuesto los representantes del Centro Educativo aludido.

Arrancamos el compromiso de que en un plazo no superior a un mes tendríamos respuesta a nuestras peticiones y seríamos de nuevo convocados. Aceptamos con la condición que en el plazo de tiempo más breve posible, esta misma semana, estuviera solucionado el problema de comunicación entre profesor y alumnos que originó este conflicto y que tuvieran en cuenta la presencia en todo momento la lengua de signos y lengua oral en modalidad escrita en las decisiones que se tomen".

Más sobre éste tema....

FUENTE: MINORIA SORDA y DIFUSORD
Febrero 2003

Imprimir