JAIME de BORBÓN i BATTENBERG

Historia del Príncipe Sordo

Hubo una vez un príncipe Sordo. No fue en el principio de los tiempos. Su historia se remonta a poco menos de cien años. Y su reino no era una tierra lejana. Era España. Su nombre Jaime de Borbón y Battenberg, hijo de Alfonso XIII. Jaime habría sido rey de España si los prejuicios de una sociedad caciquil o las leyes oyentes no se lo hubieran impedido.

Jaime de Borbón era una persona normal, competente y capaz que realizó estudios de humanidades, historia y lingüística...

Más preocupado que su hermano pequeño, Juan, padre del actual rey, por los temas culturales y artísticos... pero era Sordo. Y tal vez con el se dio ese extraordinario punto de inflexión que ha colocado a España en la cola del mundo en el reconocimiento de los derechos de las personas Sordas. Se trata de un prejuicio cultural e histórico.

¿Cúal sería la situación si hoy se reconociera oficialmente la existencia de una lengua que era la lengua natural de un rey sin corona? ¿Cómo se vería este país ante el espejo de su historia? Ayer Jaime de Borbón era Sordo. Y debió ser rey. Hoy miles de niños Sordos podrían ser universitarios. Son analfabetos. Y la responsabilidad es de los mismos: caciques y reaccionarios.

Fuente: Minoriasorda 09/10/2003

Imprimir